Tipos de proyectos

¿Qué tipo de proyectos puedes hacer en La Cremallera? Pues aquí va la buena noticia: ¡TODOS! Eso dependerá siempre de las necesidades de la ONG y, por supuesto, de tus propuestas.

Aquí vamos a dejar una pequeña muestra de posibles proyectos a los que te puedes enfrentar con las ofertas que encontrarás en La Cremallera y alguna idea sobre cómo abordarlos. Y recuerda que si necesitas inspiración para cualquiera de ellos, siempre puedes echar mano de nuestro directorio de recursos e inspiración.

 

Branding

Esto de lo que has oído hablar pero de lo que quizás no sepas mucho. El branding consiste en la creación de una marca. Idealmente, es el primer paso que da una entidad, una ONG, una empresa o una simple web antes de empezar su proyecto. Y aquí viene la primera sorpresa: no suele ser así.

Muchas organizaciones se hacen un logo y una web y con eso “van tirando”, pero adivina qué: eso no funciona. Llega un punto en el que descubren que la gente, su público, no sabe bien lo que hacen, qué son o a lo que se dedican. Y aquí puedes entrar tú, replanteando la marca como creas que es mejor.

Para ello, debes saber diferenciar entre identidad (lo que una marca, en este caso ONG, es y quiere ser) e imagen (lo que el público percibe de ella). Muchas saben cómo quieren que las vean, pero a menudo no saben cómo conseguirlo. Tú serás la persona encargada de construir una identidad de marca acorde a sus valores y a sus atributos que se apoye en unos pilares básicos:

  • Lo que dice la ONG.
  • Lo que hace la ONG.
  • Congruencia entre lo que dice y lo que hace la ONG.
  • Lo que los usuarios/clientes dicen/piensan de ella (imagen de marca).

Lo ideal es que una vez la ONG tenga una identidad de marca clara, se construya la estrategia global de comunicación. Para establecer esta estrategia, el tono de comunicación de la marca será esencial, pues este es el mayor reflejo de su personalidad. Para definirlo, puede serte útil definir a la ONG como si fuese una persona; de hecho, en Making Lovemarks, definen varios arquetipos de marca que te pueden ayudar a identificar qué tipo de tono debe tener la ONG con la que estás trabajando.

Una vez clara la identidad, la personalidad y el tono de la ONG, todo lo que haga o diga deberá respetar esos parámetros. En base a ellos girarán las diferentes campañas de comunicación que conformen la estrategia global de la marca, en este caso, organización.

 

Redes sociales

Esta petición de las ONG puede llegar a ser un poco miscelánea. Aquí tendrás que definir muy bien cuál quieres que sea tu papel en el proyecto. Algunas simplemente necesitan una estrategia inicial de publicación, otras necesitan a alguien que se las lleve o quizás algunas necesiten ayuda para cubrir algún evento. Debes tener claro qué quieres hacer y definirlo con la organización desde el principio.

Si te haces un lío con todo esto, por aquí te dejamos los diferentes tipos de soporte en redes sociales que puede necesitar una ONG de ti para que elijas qué es lo que te interesa:

  • Estrategia de publicación. Es el momento en el que te paras a pensar qué rumbo quieres que lleve la ONG en redes sociales. Desde el tipo de contenido a la frecuencia de publicación. ¡Importante! Una vez diseñes cuál debe ser el papel de la ONG en cada red social, será ella misma quien publique su contenido.
  • Community Manager. Serás la persona responsable de redes sociales. Decidirás qué publicar, cómo y cuándo en base a la estrategia que tenga la ONG o, si no la tiene, deberás crear tú una y tenerla como referencia. Desde el más inocente de los tweets hasta la cobertura de un evento, ¡sus redes estarán en tus manos!
  • Cobertura en eventos. Puede ser que una ONG necesite a alguien puntualmente para retransmitir un evento en sus redes sociales y ese alguien puedes ser tú.
  • Creación de contenidos. Crearás el contenido de todas las redes sociales: desde la redacción de post para blogs a la creación de piezas para subir a los diferentes perfiles de redes sociales (tweets, post de Facebook, de Instagram, etc.).

Aunque exista esta distinción, puede ser que alguna ONG necesite a alguien “que le lleve las redes”. Bien, en ese caso, en lo que te convertirías sería en la/el Community Manager de la ONG (y como buen CM, harás un poco de todo). Ahora bien, antes de aceptar este puesto deberás tener en cuenta que este perfil tiene un carácter más permanente, por lo tanto tendrás que hablar con la ONG para ver cómo os organizáis.

 

Evento

En el mundo de las causas sociales son muy habituales los eventos, ya sea para dar a conocer un proyecto, para recaudar fondos, para captar voluntarios… ¡Y los hay de todo tipo! Desde un mercadillo solidario hasta una exposición benéfica, un evento suele ser un canal de comunicación muy potente.

Y esto por qué es, te preguntarás. Bien, pues seguramente porque como mejor entendemos las personas las causas sociales es cara a cara. Que una persona te cuente de su propia voz una experiencia te hace vivirla de más manera más personal. Además, como este tipo de organizaciones no suelen ser muy grandes, su presencia online no suele ser muy relevante porque no saben cómo hacer que lo sea.

¿Qué cosas pueden pedirte que hagas en un evento? Bien, pues puede ir desde que ayudes a la organización en sí del evento, que realices piezas para comunicarlo (campaña, vídeo, cartelería, etc.) o cubrirlo en redes sociales. Esto lo delimitará cada proyecto y tendrás que trabajar con la ONG (y demás organizadores del evento, si los hubiera) para obtener el mejor resultado posible.

Desde La Cremallera creemos que, como bien dice Paquita Salas de sus actrices, un evento tiene que ser lo más 360 posible. Debe anunciarse con antelación, debe tener una imagen propia que anime a que la gente acuda, debe tener un seguimiento y un recorrido digital… Aunque, en realidad, todos estos “debe” no son un must en sí mismos (puede que por el tipo de evento o de causa no sean todos necesarios o no se contemple realizarlos), sí es recomendable plantear el evento desde todos los ángulos posibles. Es un formato muy “explotable” que puede funcionar muy bien en (casi) todos los canales.

 

Piezas promocionales o acciones concretas

Cartelería:

Los carteles son uno de los formatos más utilizados por las ONG porque sirven para comunicar prácticamente cualquier cosa que se quiera dar a conocer de una manera cercana y bastante accesible para su público. Están por todas partes, desde pegados por las calles de tu barrio hasta en el metro, ¡incluso en los formatos digitales!

Si te encargas de un proyecto de cartelería tendrás que encontrar la manera más creativa de plasmar lo que la ONG quiere comunicar en este formato: encontrar las palabras y los recursos visuales que creas que vayan a funcionar. ¡Ojo! Sabemos que quieres que quede un cartel precioso, pero no te olvides de poner los datos a destacar de lo que quieres comunicar (la fecha y la hora en un evento, cómo colaborar, la web donde ampliar la información, etc.).

Spot:

Un anuncio, de los de la tele de toda la vida. Gracias a internet, ahora los spots no mueren una vez se dejan de emitir, sino que tienen un recorrido de vida más amplio. ¡Son un recurso genial para publicarlos en redes sociales y web! Incluso, en lugar de un único spot, se pueden realizar pequeñas píldoras para crear una campaña concreta.

Un spot es una forma muy visual de hacer llegar un mensaje, por lo tanto tienes que trabajar muy bien todos los pasos comentados en el post anterior: desde la ideación del concepto hasta la ejecución.

Es muy importante a la hora de realizar un spot tener claro que lo que quieres es provocar un efecto sobre el espectadores: emocionar, hacerles reír, hacerles llorar. Desde La Cremallera te aconsejamos que busques a alguien ajeno a todo el proyecto para ver qué le parece tu idea, ya sea tu madre, tu amiga, tu primo o tu abuelo. Su reacción ante tu mensaje te ayudará a perfeccionar aún más la idea, ¡seguro!

Vídeo presentación:

Como alguien dijo una vez: “no hay segundas oportunidades para las primeras impresiones”, y es que la presentación de una marca, una ONG en este caso, puede ser lo que la defina para siempre. Por este motivo, un vídeo de presentación es una gran oportunidad a hacer algo distinto a lo que estamos acostumbrados y conseguir un recuerdo de marca potente en los públicos. Para ello, un lenguaje cercano puede ser clave para conectar con el público y que entienda fácilmente en qué consiste la organización en cuestión. ¿Te animas a hacer un vídeo de presentación de lo más memorable?

Sesión de fotos:

Las fotos son una buena idea siempre. Para utilizar en carteles, en sitios web, hacer una exposición, o presentar la asociación, nunca está de más tener un buen álbum fotográfico que refleje lo que hace la organización. Así que, si lo tuyo es pasar horas y horas cámara en mano, te aseguramos que también puedes ser de mucha ayuda en cualquier ONG. Saca tu lado más artístico y ayúdales a conseguir una imagen mucho más profesional con fotografías de calidad.